Loading ...

Encontrando suficiente inspiración en la realidad, no tiene interés en lo surrealista. Mederos ha experimentado con la ligera deformación de las características faciales, pero nunca altera la forma natural de la cara, irónicamente, la única cosa que Mederos temía pintar, los rostros.

Darian Rodríguez Mederos actualmente reside y trabaja en Miami. Asistió a sus primeros dos años de escuela de arte en Leopoldo Romañach y sus dos últimos años de escuela los pasó en San Alejandro en La Habana.

Se siente atraído por la luz en los ojos de los sujetos y la naturaleza expresiva de su rostro. Rodríguez se considera un realista, con los pies firmemente plantados en el suelo. Le gusta crear obras realistas e hiperrealistas.

Implacable en su búsqueda de la perfección, aunque sabe que la perfección es una imposibilidad, cita a Leonardo Da Vinci, “El arte nunca se termina, solo se abandona”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies