A partir de dos tintas, dos colores… Rojo y azul, recorremos el cuerpo de adentro hacia afuera. Cada trazo, que resulta ser una lección de anatomía, nos habla de los instintos. Y es que aquí lo intestinal se junta con lo íntimo del corazón. El color más frío, nos lleva a las entrañas y estas a su vez nos muestra la fragilidad y complejidad de la que estamos hechos. El cuerpo helado y el corazón ardiente.

Fotografía: Paola Rojas H.

Ilustración: David Pérez

2e727230908803.5638c5797fe29 3ed82930908803.5638c57982462 65a58130908803.5638c5797d987 35885430908803.5638c5798117e aae2ba30908803.5638c5797c342 c409ba30908803.5638c5797ecc8 d0d2ee30908803.5638c579834a1 d3424d30908803.5638c57984996 fe363830908803.5638c57985d87

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR